Panamá avanzó en tiempo récord?, según el Grupo de Acción Financiera

  • El país sale por consenso de la lista gris en la que ingresó en junio de 2014. 
  • Representantes del organismo destacan la velocidad con que el país implementó el plan de acción pactado para reforzar el marco legal en la prevención del blanqueo de capitales

LA PRENSA / El Grupo de Acción Financiera (GAFI) reconoció los avances logrados por Panamá en el fortalecimiento del marco legal para prevenir el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo. El organismo ha destacado el cumplimiento de las medidas contenidas en el plan de acción acordado entre el GAFI y el Gobierno panameño.  GAFI ha reconocido todos los avances hechos por Panamá. Ha aprobado en el plenario el informe que indica que Panamá ha cumplido con todos los puntos de su plan de acción. Ha cumplido con todos y cada uno de los puntos en un tiempo récord”, señaló Esteban Fullin, secretario ejecutivo del Gafilat, el grupo regional en el que encuadra Panamá.

Sus declaraciones se dieron poco después de concluir la reunión plenaria en París, Francia, en la que se determinó sacar a Panamá del listado que catalogaba al país como un territorio de riesgo para el lavado de capitales. A la cita acudió una delegación liderada por el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, que también contó con la máxima representación de la Unidad de Análisis Financiero y la Superintendencia de Bancos. 
En la plenaria, el Grupo Revisor de las Américas presentó un informe a raíz de la visita que hizo al país el pasado mes de enero. En ese viaje, verificó las medidas implementadas y ante los avances alcanzados recomendó ayer sacar a Panamá de la lista. La propuesta fue apoyada públicamente por representantes de Estados Unidos (EU), Canadá, México, Argentina, Brasil, Francia, España, Reino Unido y el grupo de Gafilat, y aprobada por consenso en la plenaria, explicó De La Guardia en conversación telefónica con este diario.

Se reconoce así que Panamá cuenta con un marco legal regulatorio e institucional para prevenir el lavado y el país deja de estar en un estatus de revisión especial que suponía que cada cierto tiempo se debía reunir con sus pares regionales para comentar los avances. 

 

EL PROCESO

Panamá estaba en la lista gris desde junio de 2014. Esto sucedió porque el Fondo Monetario Internacional detectó en una misión en 2012 las vulnerabilidades del marco legal para prevenir el blanqueo de capitales. De las 40 recomendaciones del GAFI para combatir el blanqueo, Panamá solamente cumplía una a cabalidad. El retroceso era sustancial en relación con la revisión de 2005, que se saldó con el cumplimiento total de 11 recomendaciones.

Desde el Ministerio de Economía y Finanzas se identificó la presencia en la lista gris del GAFI como la mayor amenaza para la economía panameña. Era, por tanto, un objetivo prioritario salir de ella.

La ruta se trazó a partir del plan de acción pactado con el GAFI. La piedra angular de ese plan fue la nueva norma legal para prevenir el lavado de activos, la Ley 23 de abril de 2015.

Una de las principales novedades que introdujo la regulación fue la extensión de la supervisión a sectores no financieros, en los que se habían detectado vulnerabilidades. La norma obliga a sectores como la construcción, bienes raíces, comercio de joyas, casas de remesas y de cambio, casinos, empresas instaladas en zonas francas, compraventa de autos, entre otros, a asumir prácticas para conocer a sus clientes y a reportar operaciones sospechosas a la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

Estos sectores quedaron bajo el paraguas de la nueva Intendencia de Regulación y Supervisión de Sujetos No Financieros, mientras que bancos, seguros y cooperativas siguen estando regulados por las superintendencias.